iso 39001

 

COMPLIANCE: LOS ORÍGENES


 

El incumplimiento y la humanidad han caminado juntos desde los orígenes de la humanidad. Su origen lo refleja la Biblia a través de Adán y Eva en el paraíso. Eva mordió la manzana cuando lo tenía prohibido “De todos los árboles del paraíso puedes comer, pero del árbol de la ciencia del bien y del mal no comas, porque el día que de él comieres, ciertamente morirás”.


ISO 37001 UNE 19601

Inicialmente Eva no tiene intención de comer del árbol, tiene a su alrededor el resto de los árboles del paraíso de los que puede comer; que necesidad tenia de comer del árbol de la ciencia. Además, fue advertida que si comía moriría. No existía un beneficio por comer la manzana y las consecuencias de hacerlo eran la muerte.


Pero, la serpiente cambio el escenario, cuando la dijo “No, no moriréis; es que sabe Dios que el día que de él comáis se os abrirán los ojos y seréis como Dios, conocedores del bien y del mal”. Con este planteamiento, los beneficios esperados por Eva pasan a ser inmensos “conocer el bien y el mal” y las consecuencias pasan, de ser intolerables “la muerte” a desaparecer, o lo que es peor, en ser un beneficio “alcanzar la sabiduría”.


Este incumplimiento nos permite, desde un punto de vista de gestión compliance, entender muchos aspectos a tener en cuenta en el diseño del sistema:


Para algunos expertos del sector, esta adhesión y certificación puede ser un factor de diferenciación muy importante a la hora de competir. Y, aunque un buen sistema de gestión anti-soborno, no es la panacea frente a las acciones penales de responsabilidad para las personas jurídicas, si es un elemento muy importante de atenuación e incluso exención.


Entre los requisitos que se encuentran en la norma están la adopción de una política anti-soborno, la designación de una persona para supervisar el cumplimiento, la formación, la evaluación del riesgo y la debida diligencia en los proyectos y con los asociados de negocios, los controles financieros, no financieros y comerciales, así como el establecimiento de procedimientos de reporte e investigación y, todo ello, encuadrado dentro de un sistema de gestión auditable.


Por ello, los sistemas de gestión compliance deben diseñarse para disuadir al incumplidor, no para pillarle una vez incumplido. Imaginémonos que, si hubiera existido un compliance officers en el Paraíso, quizás ahora todos viviríamos en él. Después de tantos miles de años e incumplimientos, ahora podemos entender porque el compliance officers será profesión del futuro.


En consecuencia, es importante tener en cuenta que quienes nos plantean implantar el sistema de gestión compliance como un elemento para la atenuación o exención legal, nos está “engañando”. El sistema de gestión compliance es un sistema de gestión empresarial que nos debe impedir tener que estar delante del juez y no, simplemente, buscar la exención o atenuación. Cuidado con lo que nos ofrecen, no te dejes engañar.


 

Suscribete a nuestro boletín de información

 

  canal youtube ampell