iso 39001

 

Compliance, miedo escénico



Desde que se incluyó el artículo 31 bis del Código Penal hemos visto como se han generado multitud de charlas, jornadas y cursos relacionados con los sistemas de gestión del cumplimiento. Sin embargo, han transcurrido más de 5 años desde que se introdujo en el Código Penal dicha responsabilidad y el número de empresas que han implantado sistemas de gestión compliance, como dice la expresión popular, prácticamente pueden contarse con los dedos de la mano.


Aparentemente esta situación podría plantearse como consecuencia de que las empresas no tienen interés o no están preocupadas por los posibles incumplimientos que se pueda generar en sus organizaciones, pero en mi opinión, esta situación es consecuencia de que muchas de las empresas, consultoras, bufetes de abogados, es decir, los expertos, están sufriendo miedo escénico ante la plasmación práctica de los sistemas de cumplimiento en las empresas. Una de las características básicas del miedo escénico, desde un punto de vista conductual, es la evitación de la acción. Hablamos, pero no actuamos.


Por otra parte, nos hemos dedicado a generar miedo en las empresas, entendiendo que dicho miedo genera interés y da importancia a los sistemas de gestión del cumplimiento. Incluso hemos fomentado el concepto anglosajón de “compliance” y no el de “cumpliento” ya que parece que utilizar términos en inglés hace que parezca más importante. Ser “CEO es más moderno que ser Director General o Gerente.


Pero, ha llegado el momento en el que debemos generar la acción y dejar a tras el miedo escénico. Debemos tener en cuenta que la perfección, casi siempre, es enemiga de la eficiencia. Si esperamos a que tengamos definidos claramente cómo serán los sistemas de cumplimiento, lo que dirán las sentencias, etc. para ponernos a implantarlos quizás, nunca implantaremos los sistemas de gestión compliance. No podemos esperar a que se empiecen a analizar los sistemas en los juzgados para empezar a trabajar en ellos. Estamos hablando de un sistema de gestión de empresa no judicial.


Por otra parte, tampoco podemos plantearnos que los sistemas de cumplimiento son complejos. Sólo serán complejos en organizaciones complejas, entendiendo por tal, aquellas organizaciones de gran tamaño, diversificación de actividades, etc. y no van a ser complejos para empresas no complejas las de pequeño tamaño, actividades centralizadas, etc.


Como dijo Giovanni Boccaccio, “Vale más actuar exponiéndose a arrepentirse de ello, que arrepentirse de no haber hecho nada”.


Juan Carlos Bajo Albarracín"

Marzo 2017


 

Suscribete a nuestro boletín de información

 

  canal youtube ampell